L'home dibuixat

Un niño estrena zapatos y se va al río a merendar. Por el camino, descubre el mundo que lo rodea: calles, casas, paisajes, personas y animales.

Sus zapatos van acumulando experiencias y él, poco a poco, crece. El tamaño de los zapatos nos acompaña en el transcurso de los años.

El tamaño mide el pie, pero también la edad, las vivencias, la forma como caminamos por la vida.

Pasan los días, los años y las cajas de zapatos.
Pequeñas, medianas, grandes, …

En este espectáculo partimos de un hecho local (una tradición de Vinaròs, un pueblo mediterráneo) para llegar a lo universal (un pequeño viaje iniciático, de aprendizaje, de descubrimiento y de vínculo con la naturaleza).

Nos gustaría que, para los niños, este montaje fuera una aventura. Y que a los adultos les conectara con su infancia: las canciones populares, la relación con la naturaleza, el paso del tiempo.

Porque trabajamos tanto para unos como para los otros, para convertir el ratito que estaremos juntos en una vivencia más.



FETEN 2019
MEJOR ESPECTÁCULO DE PEQUEÑO FORMATO