T.P.O.

El espectáculo a través de imágenes y danza, se inspira en la belleza de los jardines japoneses. El jardín japonés es un mundo en miniatura y se origina en un cuento: Shiro, un chico valiente, es el primer japonés que sale de su pequeña aldea de montaña para llegar hasta el mar, el océano. La historia, representada con una pieza de danza, se concentra sobre los retos de un paisaje que cambia conforme avanzan los pasos del niño. Cuando regresa Shiro se ha quedado sin palabras, así que cuenta su viaje creando un jardín.

En el espectáculo el jardín es recreado a partir de imágenes proyectadas cenitalmente sobre un gran tapiz de danza, un tapiz "mágico", sensible al tacto. Gracias a la presencia de sensores a presión ocultos, se activan imágenes y sonidos y los niños son invitados a entrar en escena y explorar los diversos ambientes naturales. Individualmente o en pequeños grupos, juegan en el jardín y se sumergen en las sensaciones visuales y sonoras vividas por Shiro en su viaje.

LA PRENSA DICE:

"Los niños se introducen en un jardín mágico, creando composiciones musicales y animando imágenes con sus pies. Este juego interactivo no tiene reglas ni estructuras rígidas. Los niños exploran las deliciosas sorpresas de este jardín tridimensional y toman parte en un viaje imaginario, lejos, muy lejos".
Karin Kotsoglou, Le Temps, Gèneve

" Una nueva experiencia en el teatro participativo. Un cálido impacto para nuestros sentidos. Integrativo y acogedor, se trata de concebir el teatro como una experiencia compartida. Nunca antes había visto algo así".
Tony Reekie, Director de Imaginate Festival. Edimburgo.